inicio > Consultas > Osteopatía

Osteopatia

Qué és? - Principios claves de la osteopatía - Perspectivas y enfoques de la osteopatía - Cuales son las areas de aplicación de la osteopatía? - Como actua el osteópata - Cuando tenemos que ir al osteópata? - Cual es el origen de la Osteopatía? - Qué legislación regula la Osteopatía?

Qué es?

 

El Osteopata es el arte de diagnosticar y tratar las disfunciones de la micro movilidad de los tejidos corporales afectados de diferentes problemas funcionales y que pueden perturbar el estado de salud general del organismo.
Desde otro punto de vista, es un sistema de diagnóstico y tratamiento que pone especial énfasis a la estructura y problemas mecánicos del cuerpo. Se considera una medicina manual, global y natural fundamentada ente los descubrimientos de su fundador, Dr. Andrew Taylor Still, y a la vez defiende una filosofía médica distinta de la tradicional.

La práctica médica del s. XIX se fundamentaba en un enfoque mecanicista –centrado en el mal-, funcionalista –sólo el órgano tiene que ser objeto de análisis- y en una concepción estática del organismo. Taylor Still, crítico con esta visión, propone una mirada naturalista, organicista (el objeto de estudio tiene que ser el órgano en interrelación constante con el resto del cuerpo) y dinámica (el cuerpo es un sistema animado y vertebrado, consecuentemente, las lesiones se tienen que analizar no tan sólo desde el órgano afectado, sino atendiendo al dinamismo y la interacción de varias partes del cuerpo)

 

La osteopatía actual intenta ser fiel a esta filosofía.
“Más que una ciencia, la medicina es un arte. No se limita a fabricar sólo todo tipo de píldoras, medicamentos o drogas, sino a considerar los procesos vitales que es preciso comprender antes de poderlos tratar”. (Paracelso).
 

Principios claves de la osteopatía   

UNIDAD DEL CUERPO
LA ESTRUCTURA GOVIERNA LA FUNCIÓN
Still propone como primer principio este postulado, dando a entender que todas las partes del cuerpo están intercomunicadas a través de los tejidos que las componen. De este modo, el cuerpo está constituido y se comporta coma una unidad funcional indisoluble, el que significa que la perturbación de una estructura del cuerpo puede afectar a otros elementos estructurales no necesariamente en contacto con la parte afectada. Still decía que “el mal es el resultado de diferentes anomalías anatómicas siempre precedidas de un trastorno fisiológico”. Este segundo principio establece una relación directa entre las estructuras de un cuerpo y su función, forzosamente independientes. Es necesario, entonces, que un tratamiento integre los dos aspectos, con el fin de liberar y posibilitar el movimiento de todo el tejido. Cuando una estructura empieza a perder movilidad, empieza a perder capacidad para realizar su función.
MECANISMOS DE AUTORREGULACIÓN
LESIÓN OSTEOPÁTICA / DISFUNCIÓN SOMÁTICA
Para que los procesos fisiológicos de curación de nuestro cuerpo sean efectivos, es necesario que todos sus elementos funcionen be. Los tejidos tienen que estar muy alimentados, la circulación, fluida y el movimiento tiene que ser libre. Del mismo modo, es necesario que el sistema nervioso, estrechamente relacionado con la columna vertebral, funcione correctamente. La lesión osteopática se considerada una disfunción en la medida que es una reacción mecánica y fisiológica de la estructura del cuerpo a una agresión. Esta agresión puede ser causa de un traumatismo, de esfuerzos repetitivos, de posturas inadecuadas, de una afección psicoemocional o debida a otros factores como por ejemplo una dieta desequilibrada y otros hábitos malsanos. La lesión osteopática siempre es entente como una pérdida de movimiento, el cuerpo solo hacer un esfuerzo para compensar el déficit de movilidad e intentar reequilibrar la estructura para continuar funcionando. Cuando se pierde esta capacidad, se cuando se manifiestan los síntomas. 

Perspectivas y enfoques de la osteopatia.  

A pesar de que la terapia osteopática puede enfocarse desde varias perspectivas, a la práctica y fiel al planteamiento global de esta, todas ellas se complementan y se combinan para conseguir el mismo objetivo: contribuir a mejorar la calidad de vida del paciente.
Desde este punto de vista, podemos distinguir:
 
OSTEOPATÍA ESTRUCTURAL
OSTEOPATÍA VISCERAL
Conjunto de técnicas enfocadas al restablecimiento de la funcionalidad del sistema musculo-esquelético, de su estructura. Alcanza tanto técnicas de intervención suave como técnicas de manipulación directa sobre la estructura (por ejemplo un hueso de un pie, la pelvis o una vértebra) Tal como su nombre indica, está formado por técnicas dirigidas a recuperar la funcionalidad y la movilidad de vísceras y órganos.
OSTEOPATIA CRANEAL
Trabaja las disfunciones y tensiones del cráneo a través de la aplicación de técnicas craneo-encefálicas y restablece la movilidad del sacro y su relación con el cráneo, equilibrando el sistema neurológico y neurovegetativo.

Cuales son las areas de aplicación de la osteopatía?  

GENERAL
Se tratan las disfunciones biomecánicas de toda la estructura corporal, desde la posición plantar hasta la cefálica. Especial consideración merecen los dolores musculares y articulares así como los males de la columna vertebral (lumbalgias, cervicálgias, algies vertebrales, ciáticas, hernias discales, discopatias en general…)
 MATERNIDAD
Prevención y control durante el periodo de gestación a lo largo del cual se intenta reducir la habitual carencia de movilidad de la estructura pélvica al final del embarazo. El tratamiento se puede empezar a partir del tercer mes de embarazo, durante el cual se empieza a valorar la parte mecánica para que en el momento del parto no se produzcan restricciones de movilidad que lo dificulten. Por otro lado, también se tiene cura del reequilibramiento del sistema corporal y visceral (continente y contenido) después del parto.
NEONATOLOGÍA
La Osteopatía puede mejorar la adaptación neonatal. Se recomendable en tratamientos craneales de patologías como plagiocefálias (deformidades y asimetrías del cráneo) y tortícolis congénitas, derivadas muy a menudo, de posiciones inadecuadas del neonato al útero materno o de secuelas de partes difíciles.La Osteopatía también se eficaz en el tratamiento de trastornos del sueño, cólicos del lactante, nerviosismo, excitación y retraso psicomotriu.el tratamiento se puede iniciar en el momento del parto y tiene como principales objetivos:

>>menguar las consecuencias de las presiones continuas que soporta el cráneo en el periodos fetal y perinatal
>>optimizar las funciones neurológicas centrales y periféricas
PEDIATRÍA
La Osteopatía pediátrica tiene como objetivo ayudar a desarrollar todo el potencial neurofisiológico de los niños durante el crecimiento, tratando las diferentes disfunciones que lo pueden frenar. Hace falta una mención especial a la tarea preventiva de las disfunciones biomecánicas del organismo (como los trastornos de la postura de la columna vertebral) haciéndolas frente antes de que puedan desarrollarse y condicione la etapa adulta.Las revisiones osteopáticas son recomendables en aquellos niños que manifiesten dificultades de aprendizaje (carencia de atención y concentración), retraso en la evolución psicomotriz o alteraciones de comportamiento, situaciones en las que la osteópata valorará si estas manifestaciones son competencia exclusiva o hace falta la colaboración de otros profesionales.
UROGENITAL
Tratamiento de alteraciones del sistema urogenital, como por ejemplo amenorreas, dismenoreas (alteraciones del ciclo menstrual) disfunciones del sistema genital y ginecológico, así como ciertos casos de incontinencia urinaria.
La perspectiva que ofrece la Osteopatía puede ser de gran ayuda en este campo, puesto que a menudo se presentan disfunciones relacionadas con problemas de compresión visceral, vinculadas, a la vegada, con una desorganización postural. Es decir, los resultados son mejores si además de analizar las disfunciones propias del sistema, estas se trabajan desde el punto de vista de la fisiología postural.
 
OROFACIAL
Tratamiento de las patologías orofacials, como por ejemplo las disfunciones de la oclusión o de la articulación de la mandíbula. A veces es necesaria la colaboración entre odontólogo y osteópata, puesto que el sistema orofacial influye directamente en el funcionamiento de las vértebras cervicales y, por lo tanto, en la postura general del organismo y viceversa.  
DEPORTE
Para el deportista, la precisión del movimiento es esencial, condiciona la perfección del gesto. El papel de la Osteopatía en este campo es el de ajustar las regulaciones posturales, es decir, mejorar la postura y optimizar el rendimiento sensorio-motriz y la velocidad de ejecución del gesto. En este sentido, es importante tratar los diferentes traumatismos y las secuelas que alteran la calidad del movimiento, ajustando, de este modo, la actividad tónica postural. La osteopatía contribuye a la recuperación de diferentes lesiones deportivas, como por ejemplo la tendinitis, desgarramientos, sobrecargas musculares, patologías de la columna vertebral, etc. El tratamiento osteopático ofrece al deportista un control neurofisiológico muy importante en el aspecto preventivo.  

Como actua el osteópata.  

Cuando un paciente llega a la consulta, el primer paso es la observación y la anamnesis, para continuación, proceder a realizar distintas exploraciones y tests que nos permitirán determinar si el paciente es de nuestra competencia o creemos conveniente derivarlo a otro especialista. Gracias a las diferentes pruebas y exploraciones intentamos averiguar la causa del problema. Si es necesario, solicitamos pruebas complementarias para confirmar nuestro diagnóstico inicial. A continuación, informamos al paciente de nuestra opinión, cuáles son los factores que creemos inciden en la causa del problema y en que consistirá el tratamiento más idóneo a su lesión.

Buena parte de la sesión de primera consulta la dedicamos a intentar entender y encontrar las causas, al establecer un diagnóstico que nos permita perfilar una intervención. Lógicamente, no se puede iniciar un tratamiento ni empezar a aplicar técnicas sin saber si es el adecuado. Es muy importante analizar al paciente con una mirada global, lo cual no es siempre fácil. Ponemos un ejemplo: Suponemos que el paciente nos llega a la consulta con mal cervical. Nosotros no empezaremos a tratar directamente la zona cervical con las técnicas convencionales, sino que primero intentaremos entender el por qué aquella zona sufre, es decir, disfunciona. Sólo después de la exploración podremos determinar la causa, que puede ser multifactorial. Los factores que inciden pueden ser de tipo postural (deficiencia postural), de tipo emocional, relacionados con una deficiencia funcional (ocular, de oclusión dental…) etc.. Por lo tanto, cada caso tiene que ser explorado individualmente.
Respecto a la cantidad de sesiones necesarias para un tratamiento, en términos generales, después de cuatro o cinco sesiones, el osteópata tiene que observar alguna respuesta del paciente. A la primera sesión – como mucho segunda o tercera- el terapeuta tiene que establecer las causas relacionadas con el malestar o dolores del paciente. Tenemos que tener en cuenta que un tratamiento osteopático nunca comporta una elevada cantidad de sesiones, a no ser que hablamos de un tratamiento de mantenimiento de estructura, que en algunos casos puede requerir una sesión mensual. Respecto a la frecuencia, sin tener en cuenta los casos más agudos, el habitual es que se haga una sesión cada dos o tres semanas.

A una sesión de osteopatía se da una especial importancia a la información que se tiene que dar al paciente, tanto a nivel diagnóstico como pronóstico (qué puede hacer el paciente con relación a su lesión: ejercicios de mantenimiento, hábitos de vida saludables…). En definitiva, se invierte el tiempo necesario para ofrecer a cada paciente la información precisa sobre su mal y las causas que lo producen.

Llegados a este punto, tenemos que hacer una aclaración. Una de las técnicas más conocidas en esta medicina es la manipulación articular, aquello que la gente coloquialment conoce con el nombre de “crac”, como clara alusión al ruido que puede oirse cuando se manipula una articulación. Hagamos un poco de historia: sabemos que ya a la época del antiguo Egipto, de la Grecia clásica y de Roma antes de Cristo, los médicos utilizaban esta técnica para aligerar males. Todavía no hace mucho, y en nuestro país, muchos “sanadores” practicaban la misma técnica para atenuar muchas dolencias digestivas, abdominales o de espaldas. Hoy en día, mucha gente practica la manipulación articular, desde personas del mundo deportivo al de la estética, pasando por masajistas, fisioterapeutas o médicos. Mucha gente, pues, puede realizar el “crac”; pero tenemos que decir que no es el mismo hacer crujir las articulaciones que una manipulación practicada por un profesional que tiene en cuenta la totalidad del organismo. Desde el punto de vista de la Osteopatía, la manipulación articular es una técnica, para liberar el movimiento de esta articulación y esto se tiene que hacer desde una mirada global. La simple manipulación puede aligerar una molestia local al paciente, mientras que la Osteopatía pretende diagnosticar el problema así como las posibles alteraciones que pueden sido relacionadas y se plantea un mínimo de actuaciones para restituir la correcta funcionalidad de todo el organismo.
La osteopatía es una medicina natural, global y manual que busca la manera de restituir la potencialidad física y psicológica del organismo.

Cuando tenemos que ir al osteópata?  

La Osteopatía no es una práctica médica alternativa a la Medicina, sino complementaria a esta. Por lo tanto, puede ayudar a mejorar el estado general del paciente.

La Osteopatía es especialmente eficaz en trastornos biomecánicos de la columna vertebral así como en males de toda la estructura corporal. También se recomendable el tratamiento osteopático para aquellas personas que quieran informarse de su estado de salud, atender a las partes del cuerpo que es necesario atender y, por lo tanto, hacer una tarea preventiva.

También es especialmente eficaz en personas que hayan sufrido cualquier tipo de traumatismo directo (accidentes de tráfico, caídas, golpes a la cabeza…) y en el tratamiento de patologías secundarias asociadas a estos traumatismos, que cómo pasa a menudo, acontecen crónicas con el tiempo.
La Osteopatía, pues, puede ser aplicada a personas de todas las edades y en cualquier del suyos campos de aplicación.
 

Cual es el origen de la Osteopatía?  

La Osteopatía nace con la práctica médica del doctor Andrew T. Still (1828-1917) quién funda en 1892, la Escuela Americana de Osteopatia a Kirksville, Misuri.

Still propone una medicina naturalista, organicista (desde el punto de vista de la cual, el objeto de estudio tiene que ser el órgano en interrelación constante con el resto del cuerpo) y dinámica (desde la cual se entiende el cuerpo como un sistema animado y, consecuentemente, la mirada que se le tiene que dirigir tiene que tener en cuenta que las diversas lesiones no se localizan y comprenden únicamente a través del órgano afectado, sino a través del dinamismo y acción de varias partes del cuerpo)

Un año después de la muerte de Still, uno de sus alumnos más destacados, John Martin Littlejohn originario de Gran Bretaña, funda en Londres en 1918, la Britsh Scholl of Osteopathy, la primera escuela de Osteopatía de Europa y punto de partida de su desarrollo al continente.

Qué legislación regula la Osteopatía?  

La Organización Mundial de la Salud reconoce el valor de las medicinas no convencionales y recomienda su utilización. Esta recomendación figura en el documento Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002-2005.

La resolución Lannoye/Collins del Parlamento Europeo reconoce en 1997,  la Osteopatia como una profesión independiente y como parte de las medicinas no convencionales. Este reconocimiento ya lo tenía en Gran Bretaña desde el 1991 y seguirán las mismas pasas, Bélgica (1998) y Francia (2004). En estos países la Osteopatía está totalmente regulada y reconocida como profesión independiente, tanto desde el punto de vista de la formación como de su práctica. En otros países, como España, está en proceso de reconocimiento.

Las exigencias formativas sueño diversas dependiente del país. De este modo en Gran Bretaña son cuatro años de estudios a tiempo completo y después de una formación equivalente al Bachillerato. En otros países se exige una formación de seis años a tiempo parcial y después de estudio universitarios de Fisioterapia o Medicina. En general, en Europa, los estudios de Osteopatía representan una formación de cuatro a seis años después de estudios de Bachillerato y es una formación completamente independiente de los estudios de Medicina y Fisioterapia, con titulación de diplomados equivalente a una licenciatura de Osteopatía con acceso a un doctorado.

Actualmente en el estado español, se sigue una formación de 4 o 5 años a tiempo parcial, después de estudios de Fisioterapia o Medicina. Aun así, del total de alumnos que acaban los estudios de Osteopatía, sólo un reducido porcentaje ejerce de osteópata. La ausencia de homologación oficial permite que los “osteópatas” tengan una formación muy diferente, desde el punto de vista cualitativo, cuantitativo y de nivel de profesorado. Desde nuestro punto de vista, la Osteopatía es una práctica médica que requiere mucha formación, dedicación y profesionalidad.

 

Bona part de la sessió de primera consulta la dediquem a intentar entendre i trobar les causes, en establir un diagnòstic que ens permeti perfilar una intervenció. Lògicament, no es pot iniciar un tractament ni començar a aplicar tècniques sense saber si és l’adequat. És molt important analitzar al pacient amb una mirada global, la qual cosa no és sempre fàcil. Posem un exemple: Suposem que el pacient ens arriba a la consulta amb mal cervical. Nosaltres no començarem a tractar directament la zona cervical amb les tècniques convencionals, sinó que primer intentarem entendre el per què aquella zona sofreix, és a dir, disfunciona. Només després de l’exploració podrem determinar la causa, que pot ser multifactorial. Els factors que hi incideixen poden ser de tipus postural (deficiència postural), de tipus emocional, relacionats amb una deficiència funcional (ocular, d’oclusió dental…) etc.. Per tant, cada cas ha de ser explorat individualment.

Respecte a la quantitat de sessions necessàries per a un tractament, en termes generals, després de quatre o cinc sessions, l’osteòpata ha d’observar qualqua resposta del pacient. A la primera sessió – com a molt segona o tercera- el terapeuta ha d’establir les causes relacionades amb el malestar o dolors del pacient. Hem de tenir en compte que un tractament osteopàtic mai comporta una elevada quantitat de sessions, a no ser que parlem d’un tractament de manteniment d’estructura, que en alguns casos pot requerir una sessió mensual. Respecte a la freqüència, sense tenir en compte els casos més aguts, l’habitual és que es faci una sessió cada dos o tres setmanes.

 

A una sessió d’osteopatia es dóna una especial importància a la informació que s’ha de donar al pacient, tant a nivell diagnòstic com prognòstic (què pot fer el pacient amb relació a la seva lesió: exercicis de manteniment, hàbits de vida saludables…). En definitiva,  s’inverteix el temps necessari per a oferir a cada pacient la informació precisa sobre el seu mal i les causes que el produeixen.

 

Arribats a aquest punt, hem de fer un aclariment. Una de les tècniques més conegudes en aquesta medicina és la manipulació articular, allò que la gent col·loquialment coneix amb el nom de “crac”, com a clara al·lusió al renou que pot sentir-se quan es manipula una articulació. Fem un poc d’història: sabem que ja a l’època de l’antic Egipte, de la Grècia clàssica i de Roma abans de Crist, els metges utilitzaven aquesta tècnica per a alleugerir mals. Encara no fa molt, i al nostre país, molts “sanadors” practicaven la mateixa tècnica per a atenuar moltes dolences digestives, abdominals o d’esquena. Avui en dia, molta gent practica la manipulació articular, des de persones del món esportiu al de l'estètica, passant per massatgistes, fisioterapeutes o metges. Molta gent, doncs, pot realitzar el “crac”; però hem de dir que no és el mateix fer cruixir les articulacions que una manipulació practicada per un professional que té en compte la totalitat de l’organisme. Des del punt de vista de l’Osteopatia, la manipulació articular és una tècnica, per alliberar el moviment d’aquesta articulació i això s’ha de fer des d’una mirada global. La simple manipulació pot alleugerir una molèstia local al pacient, mentre que l’Osteopatia pretén diagnosticar el problema així com les possibles alteracions que hi poden estat relacionades i es planteja un mínim d’actuacions per a restituir la correcta funcionalitat de tot l’organisme.

Buscar en nuestra web

Calendario de Talleres

Julio 2019 Agosto 2019
Lu Ma Mi Ju Vi Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Próximos acontecimientos

Esdeveniments

Centro Es Taller

Código QR - Centre Es Taller